Salud

Aprende a descansar en vacaciones

Por  | 

Las vacaciones por fin están cerca, lo que probablemente significa que las has estado planeando desde hace algún tiempo. Lo ideal es hacer un viaje o paseo cada año, pero aunque en ocasiones logramos conseguir algunos días libres lejos de la oficina, a veces nos cuesta relajarnos durante esos días. Antes de que desaprovechemos nuestro descanso, pensemos en estos problemas y algunas estrategias para que nuestras vacaciones sean una pausa real del trabajo.

 

Permanecer conectados

Los celulares han hecho un gran trabajo a la hora de hacer nuestra vida más fácil y conveniente, pero también son difíciles de dejar de lado. Una cosa es revisar tu correo cuando vas camino a una reunión de trabajo y otra es encontrarte en la playa respondiendo preguntas de tus clientes. Algunas personas creen que la gente espera que estén disponibles mientras se encuentran de vacaciones y les preocupan las consecuencias si no lo están.

La clave para desconectarte es planificarlo con anticipación. Debes asegurarte de que todos sepan que te irás de vacaciones en un periodo de tiempo para que ellos entiendan y programen que no estarás. Comienza dejando instrucciones para cuando te vayas para que tus compañeros sepan que todo estará bien sin ti. Antes de irte, asegúrate de dejar un mensaje automático “Fuera de la oficina” en tu correo y especifica a quién deben contactar si es un asunto urgente. Finalmente, silencia tu teléfono. Si tienes celulares diferentes para uso personal o laboral, deja el de trabajo en casa, de esta forma solo te contactarán si hay una emergencia.

 

Pensar en el trabajo

Probablemente has experimentado que mientras tu cuerpo está en un lugar, tu mente está en otro. Esto tal vez sea de ayuda durante una reunión aburrida pero no es bueno mientras te encuentras de vacaciones y tu mente sigue conectada a tu trabajo y lo que pasa en la oficina. Sin importar los planes de descanso que tengas, no lograrás relajarte ni recargarte completamente.

La meditación es la mejor forma de contrarrestar este fenómeno ya que te obliga a prestar atención a los pensamientos que dan vueltas en tu cabeza en todo momento. Si realmente no puedes sacar algo de tu mente, identifica qué es exactamente lo que te preocupa y busca la mejor forma de lidiar con eso. Si crees que no te podrás relajar hasta que sepas que un negocio resultó bien, llama y averigua. Pero ten cuidado, solo lo harías para separar la oficina de tus vacaciones, no como una forma de volver a trabajar, tenlo y déjaselo claro a tus compañeros.

 

Tener expectativas

Dependiendo de tu línea de trabajo, algunas emergencias podrían requerir tu atención. La clave aquí es hablar con tus compañeros de trabajo y definir exactamente qué se cataloga como emergencia. Si no haces esto, podrías recibir llamadas sobre un archivo que no encuentran. Deja esta definición clara antes de ser contactado por preguntas básicas.

Finalmente, habla con tu jefe sobre tus expectativas de vacaciones. Muchas personas revisan sus correos o recibe llamadas del trabajo porque piensan que no hacerlo pondría en peligro su cargo. Una conversación con tu jefe podría revelar algo completamente diferente y liberar esa presión que no te deja olvidarte del trabajo por unos pocos días. Sin embargo, no dejes que esta conversación sea en un solo sentido. Después de escuchar la opinión de tu jefe, intenta reducir lo que esperan de ti para que puedas pasar más tiempo con tu familia.

 

Basado en:
Learning to Relax When You’re on Vacation

Deja que tu interior brille.

Déjanos un comentario