Opinión

El Grinch de la decoración navideña reaparece

Por  | 

Todos los años es la misma cosa, no dejan ni terminar octubre cuando ya están poniendo la “decoración” de navidad, decoración entre comillas porque ese carnaval de objetos, colorinches y muñecos lo que hace es afear los hogares. Catálogos y almacenes desbordados con duendes, papá noel, muñecos de nieve, e infinidad de objetos verdes con rojo, colores que por cierto NO COMBINAN ni se ven bonitos juntos, lo cual intentan maquillar los almacenes con fotos de “navidad dorada, morada, fuscia o azul” para completar el festín. Pero en cada hogar la cosa es diferente. Cada año las familias agregan una o varias piezas a la colección polvorienta que, lejos de producir armonía visual, forman una mezcolanza, un revoltijo de estilos sin sentido de la estética.

Y el Grinch en mí reaparece. No es que yo odie la navidad, me encanta el tema pues me recuerda el nacimiento de Jesús, la unión de las familias, las cenas navideñas y salir a ver lucecitas en las calles, pero a la hora de decorar las casas, me opongo rotundamente a esta práctica a menos que tengan la solvencia económica o la capacidad estética para cambiar completamente los objetos de la casa siguiendo un estilo como hacen en los centros comerciales y como promocionan maravillosamente en los catálogos.

No intento con este artículo transmitirte mi pereza por la navidad, simplemente tratar de compartir algo de la pasión por la estética altamente afectada en estos días, para invitarte a prestar atención a tu decoración navideña, los colores y las formas que estás combinando. Así que si eres de las personas que va acumulando cosas de navidad y todos los años saca lo mismo, te comparto estos consejos que quizás te puedan ser útiles.

  1. Decorar significa adornar y embellecer, no saturar. Ten cuidado de no saturar tu casa de colores y objetos, en ocasiones es mejor sacrificar uno o dos de tus muñecos a fin de conseguir la armonía visual que nos venden en las revistas.
  2. Escoge un tema y un color base. Ya sé que me dirás que el tema es la navidad, pero hay muchísimos estilos como: muñecos de nieve, invierno y copos, papá noel y toda su parafernalia de renos, duendes, regalos y demás, pesebres y decoración relogiosa o lo que se ocurra. A este tema, añádele un color base como el dorado o el que quieras, realmente no es necesario que sea verde con rojo. Por último, con base en estos dos factores, decora cada uno de tus objetos añadiéndoles cintas o lo que quieras para que todos hagan parte del mismo concepto.
  3. Inspírate en Pinterest o con catálogos. Hay muchas cosas fáciles de hacer que pueden enriquecer tu decoración sin necesidad de gastar grandes sumas de dinero en objetos que solo usarás una vez al año. Pinterest es una excelente opción a la hora de decidir pues hay infinidad de tutoriales e ideas útiles para decoración.

Pero por favor, recuerda que navidad es en diciembre, aprovecha todo el mes de noviembre para preparar los objetos que usarás y sorpréndenos con tu maravillosa decoración durante ese mes, ¡no desde octubre hasta febrero! De verdad que algunas se pasan…

Samaria, enamorada de Dios y en mis tiempos libres, diseñadora web. Me hace feliz cada día descubrir que la tecnología ya nos está dejando vivir como los Supersónicos.
www.linahenriquez.info

Déjanos un comentario