Nutrición

Euforia extremista porque la carne da cáncer

Por  | 

A principios de esta semana la OMS (Organización Mundial de la Salud) publicó un informe donde la ingesta de carnes procesadas y carnes rojas se incluyeron en la lista de los alimentos que potencialmente pueden causar cáncer. Estos hallazgos confirman lo que hemos sabido siempre: Hay que reducir el consumo de carne. Pero, ¿es un motivo para dejar de consumirla?

Durante estos días hemos visto una euforia colectiva por este tema, y teniendo en cuenta que esta generación se encuentra expuesta por todas partes, es ridículo que la gente ahora le tenga miedo a la carne cuando los mismos vegetales podrían estar potencialmente llenos de pesticidas y sabiendo que los enlatados contienen tantos químicos y preservativos siendo cancerígenos hasta en un peor grado. Entonces ¿Qué podemos comer? El problema no es lo que podemos o no comer, el problema siempre han sido los excesos. Una sana alimentación consiste en comer balanceadamente de TODOS los grupos alimenticios.

Sin lugar a dudas este informe de la OMS lo considero como alarmista y poco relevante en un planeta donde casi toda la comida es procesada y potencialmente cancerígena, donde los alimentos de origen orgánico tienen elevados costos y tampoco pueden generar garantías del 100% de seguridad. Evidentemente HAY QUE CAMBIAR LOS HÁBITOS ALIMENTICIOS, nuestra sociedad cada día padece más obesidad y los niños no tienen el mejor panorama para el futuro, pero dejar de consumir alimentos no es la solución, aprender a balancearlos sí.

Es verdad que esta sociedad no come verduras ni vegetales, le tienen miedo a las ensaladas y a una comida sin presa, esto no es más que ignorancia pues hay muchos alimentos ricos en proteínas que pueden reemplazar la carne de vez en cuando, sin llegar al extremo de dejar de consumirla. Recuerda que en cuanto más balanceados estén los grupos alimenticios que consumimos, obtendremos los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo.

Así que deja el miedo pero también evita los excesos. Para tu información, la carne roja no solo es “potencialmente cancerígena” pues incrementa las posibilidades de padecer cáncer en un 18% según este comunicado, sino que además aumenta la acumulación de ácido úrico lo que puede afectar tus articulaciones, también aumenta el riesgo de padecer un infarto o de sufrir un aneurisma. Si fuera por ese miedo nunca comeríamos nada ya que dejar de comerla causa deficiencias de potacio, zinc, calcio, fósforo y vitaminas B, D y E, lo que algunos vegetarianos contrarrestan con suplementos y vitaminas en pastillas.

 

Samaria, enamorada de Dios y en mis tiempos libres, diseñadora web. Me hace feliz cada día descubrir que la tecnología ya nos está dejando vivir como los Supersónicos.
www.linahenriquez.info

Déjanos un comentario