Nutrición

Cómo prevenir la caída del cabello

Por  | 

Mientras tomaba mi baño esta mañana me di cuenta que cada día veo más cabellos despedirse de mi cabeza, y aunque este problema es más común en los hombres, la caída del cabello también nos afecta a las mujeres y puede comenzar desde la adolescencia. Perder 100 cabellos al día es normal porque usualmente se reemplazan en algunos días, pero a medida que nos hacemos mayores, la fluctuación de hormonas puede debilitar la fortaleza de los folículos.

El estrés físico o emocional, algunos medicamentos, enfermedades o incluso las dietas pueden contribuir a la pérdida del cabello. Hoy, existen muchísimos tratamientos disponibles para prevenir su caída, pero tal vez quieres intentar algunas opciones naturales que te ayudarán a estimular el crecimiento.

 

Alimenta tus folículos

Aunque tengas el cabello grueso o fino, comer ciertos nutrientes pueden hacer la diferencia en la salud de tu cuero cabelludo y de tu pelo.

  1. Proteínas
    Nuestra piel, uñas, músculos, ojos, órganos y cabello están todos hechos de proteínas, las cuales son esenciales para la reparación de tejidos y reconstrucción. Para tener un cabello sano asegúrate de incluir alimentos altos en proteínas como huevos, productos lácteos bajos en grasa, aves, pescado, carne, granos enteros y fríjoles.
  2. Minerales
    Un mineral importante a incluir es el hierro que se puede encontrar en los frutos secos, carnes orgánicas y carne de res, frijoles, algas marinas y legumbres. Agrega estos maravillosos alimentos para que tengas folículos fuertes: nueces, semillas de sésamo, semillas de girasol, algas, semillas de calabaza, remolacha, hojas de remolacha, setas, moras, arándanos, frambuesas, manzanas, peras, melocotones, frijoles negros y verdes, cordero orgánico y pollo. Reduce los alimentos fritos, colorantes artificiales y aditivos, harina blanqueada, azúcares y refrescos.
  3. Vitaminas
    Además de una dieta equilibrada nutricionalmente, ciertas vitaminas son esenciales para mantener un cuero cabelludo saludable:
    Vitamina B: La caída del cabello puede deberse a una deficiencia de vitamina B12, un nutriente esencial que se encuentra en la carne de res, pollo y huevos. Si no consumes regularmente estos alimentos, puedes intentar un suplemento diario.
    Omegas: Ácidos grasos esenciales necesarios para la salud del corazón, el cerebro y el cuero cabelludo. La deficiencia puede hacer que tu cabello se vea opaco, sin vida. Si no comes regularmente pescado, nueces o semillas de lino, trata de tomar un suplemento.
    Zinc: El zinc se encuentra en las ostras, pero otra manera de obtenerlo es a través de un suplemento diario. Algunos estudios indican que el zinc puede afectar los niveles de andrógenos, que son hormonas asociadas con la pérdida de cabello genética.

 

Tener el cabello saludable requiere un cuero cabelludo saludable. Es mejor evitar el exceso de ejercicio extenuante que pueda agotar tu energía vital. Los masajes y la meditación te ayudarán a reducir el estrés y promover la circulación de la sangre.

Cuida tu cabello con estos consejos:

  • Evita los champús sintéticos, acondicionadores, mascarillas y aerosoles que puedan quitarle a tu cabello su brillo y fuerza. Decolorar y tinturar, y el uso frecuente de secadores también pueden contribuir a la pérdida del cabello y a la resequedad.
  • Acaricia tu cabellera: Después de lavar el cabello, deja que se seque de forma natural antes de cepillarla. Peinar el cabello húmedo puede causar la rotura.
  • Evita los peinados apretados como las trenzas o nudos. Elige un estilo para tu cabello que reduzca al mínimo los daños y evite su caída.

 

Basado en Hair Today, Gone Tomorrow

Samaria, enamorada de Dios y en mis tiempos libres, diseñadora web. Me hace feliz cada día descubrir que la tecnología ya nos está dejando vivir como los Supersónicos.
www.linahenriquez.info

Déjanos un comentario