Opinión

Lo que nos enamora a las mujeres

Por  | 

Faltan dos días para celebrar amor y amistad, fecha en la que los corazones inundan las calles y los establecimientos comerciales en Colombia. Aprovechando este desorden, y al ver a algunos amigos sin pareja, traigo algunas conclusiones sobre lo complicadas que podemos ser las mujeres y por qué puede ser difícil enamorarnos, pero en especial te comparto tres condiciones que creo que deben darse antes de decidir enamorarte.

Personalmente no creo que se pueda hacer una lista de pasos o tips para enamorar a una mujer pues somos tan diferentes y tan raras que no cabemos dentro de un molde, pero sí podemos generalizar actitudes que nos resultan muy atractivas. Todo es cuestión de química y ante eso no hay una fórmula. Puedo hablar por experiencia que aunque un hombre sea especial, detallista, cariñoso, comprensivo y caballeroso, si no hay química, de nada le sirve para conquistarnos.

Hace aproximadamente dos años, un amigo muy cercano empezó a cortejarme. Él era muy especial, todos los días se preocupaba por mí, me traía dulces o me invitaba a salir. También puedo decir que es un hombre muy juicioso, profesional, trabajador, emprendedor, cariñoso con su familia y atento. En el área económica estaba muy bien, tenía su propia empresa, casa, carro y beca, mejor dicho, el hombre perfecto… El hombre perfecto para otra, no para mí, pues el sentimiento nunca nació y no pudo salir del “friend-zone”.

Tampoco podemos irnos al extremo opuesto, la técnica del hielo en la que el hombre te trata mal y te demuestra cero interés o te manda señales confusas. No entiendo por qué razón les funciona a algunos y hay niñas que viven sufriendo en una relación con un témpano, enamoradas de hombres que nos las valoran porque desde el principio establecieron ese parámetro. En todo caso, hablar del amor es muy complicado, es muy fácil juzgar desde la barrera, pero cuando estamos enamoradas no somos objetivas, estamos como enceguecidas y no tenemos criterio, por lo menos no uno muy confiable.

 

Y entonces, ¿qué es lo que nos enamora?

El amor nace de una atracción, puede ser física o emocional, lo digo porque a diario puedes ver miles de niñas chorreando las babas por algún cantante feísimo y que llegan a idolatrar. Sin ser ese el caso, pues las posibilidades de que un cantante famoso se enamore de nosotras son muy pocas, las mujeres solemos sentirnos atraídas por las cualidades que admiramos en un hombre, más frecuentemente que por su físico.

Creo que este es el punto de partida. Un hombre que se dedica a cultivar su vida, que sabe quién es y para dónde va, cuáles son sus metas y propósitos, que lucha por conseguirlos a diario aunque las cosas no sean fáciles, que no se rinde… este es un hombre que definitivamente se vuelve atractivo para nosotras. Adicionalmente, si tienen gustos en común como la música, ir a bailar, algún deporte u otra actividad, este hombre podría considerarse una opción. Pero si además de todo eso, este hombre demuestra interés en tu día, en cómo estás, si necesitas algo o hay alguna forma en que pueda ayudarte.. ¡boom!

Tienen que darse estas tres condiciones: Que lo admires y sea atractivo para ti, que tengan cosas en común y que él esté interesado. Si no, ni pierdas el tiempo. No te debes enamorar de un hombre con el que la pasas bien y está interesado en ti pero no tiene organizada su vida, tampoco de un hombre que sea tan adicto al trabajo que no tenga tiempo para compartir gustos o pasatiempos contigo, y mucho menos de un hombre que solo se enfoque en su éxito y sus metas en los que no hay espacio para ti.

Ante todo, nosotras las mujeres sabemos cuando alguien nos quiere y cuando no. Puede que un hombre no lo demuestre con la frecuencia que quisiéramos, pero al final de cuentas estas actitudes lo dejan en evidencia: Sonríe cuando te ve y se le ve un brillo en los ojos, se interesa por tus gustos, está pendiente de ti, destaca tus virtudes, te hace sentir especial, tiene tiempo para ti, no te miente, te apoya, quiere verte feliz y planea su futuro contigo.

 

Samaria, enamorada de Dios y en mis tiempos libres, diseñadora web. Me hace feliz cada día descubrir que la tecnología ya nos está dejando vivir como los Supersónicos.
www.linahenriquez.info

Déjanos un comentario