Opinión

En pareja: Gorditos y llenitos de amor

Por  | 

Lina, como estás de gorda” Sí, leíste bien. Aunque parezca mentira, la peor frase que le pueden decir a una mujer está guardada en mi memoria desde hace más de 10 años, viva como si me la hubieran dicho ayer. Precisamente la traigo a colación porque fue ayer mismo que volví a sentir su amargo sabor cuando me dijeron “tener novio no te conviene, estás hinchada“. Yo nunca he sido flaca pero este tipo de comentarios siempre serán de mal gusto, lamentablemente tenemos que vivir bajo los estándares de belleza que dicta la sociedad entre los cuales es verdad que siempre nos excluirán a nosotros, los gorditos.

Creo que es normal que las mujeres luchemos con la subida de peso, si no eres de esta gran mayoría, que envidia, pero por lo general las mujeres tendemos a acumular más tejido adiposo que los hombres. Muchas vivimos inconformes con nuestra apariencia al no lucir como quisiéramos, peor aún cuando descuidamos la rutina de ejercicios luciendo así más rellenitas. También es cierto que algunas nos atormentamos más de la cuenta llegando al punto de no reconocer nuestras cualidades y enfocarnos solo en los defectos.

Es verdad que me he engordado en los últimos meses, sorprendentemente descubrí que “la comodidad de tener una pareja estable nos lleva a descuidar nuestra apariencia física” y que “con el paso del tiempo las parejas felices tienden a subir de peso porque esa relación satisfactoria les genera confianza, por el contrario, quienes no tienen pareja cuidan más su apariencia física por la necesitad de llamar la atención”. Son varios los estudios en los que la ciencia se ha enfocado en demostrar cómo cambian los hábitos alimenticios de quienes están en pareja.

Creo que estas conclusiones no deberían convertirse en una excusa, al contrario, es importante que establezcamos rutinas que nos ayuden a mantenernos atractivos y estimular los buenos hábitos sin importar el tiempo que llevemos con nuestra pareja. Como siempre, me puse a investigar y si estás pasando por esta misma situación, te comparto estos tips que encontré para ayudarnos a bajar de peso en pareja.

El papel de tu pareja al momento de estimularte a bajar de peso es fundamental, sin decirnos que estamos gordas pues es más por salud, aunque vernos más atractivas nos dará puntos extras. Estas son algunas recomendaciones para que generen mejores hábitos juntos:

  1. La pareja debe adoptar planes saludables. No significa que ambos hagan dieta al mismo tiempo, sino que se creen rutinas que los mantengan en forma, así será más fácil mantenerse en el peso adecuado.
  2. La vida social y cultural gira alrededor a la comida, lo que no está mal, pero es importante que los dos destinen un tiempo específico para hacer ejercicio. La estimulación mutua garantizará mejores resultados.
  3. La alacena debe tener comida saludable. Si la tentación del chocolate está a la mano, será más fácil excederse en calorías.
  4. Decir “estás gordo, no comas eso”, no es un factor motivador, sino que aumenta el círculo vicioso. La persona puede caer en un estado de ansiedad que le genera más ganas de comer. No quiere decir que haya que tapar el sol con una mano, sino hacer comentarios positivos.
  5. En pareja se deben ayudar a tener metas reales, entendiendo y aceptando que el metabolismo cambia con el tiempo. Los hábitos se deben transformar progresivamente para que sea más fácil. Muchas dietas comienzan el lunes y acaban el miércoles porque son extremas y se desestimulan.
  6. Sean solidarios, no significa que debas hacer la misma dieta si no necesitas bajar de peso, pero puedes acompañar a tu pareja de vez en cuando en sus rutinas de ejercicio, o no comerte una hamburguesa en frente de ella.
  7. Celebren el logro de las metas, si cada semana alguno baja medio kilo, deben decirse frases como “te ves muy bien, se nota el trabajo que estás haciendo”. Quizás no notes el cambio al principio, por eso es importante hacer evidentes los resultados.

 

Podemos seguir estas recomendaciones y muy seguramente obtendremos buenos resultados, pero desde el fondo de mi corazón creo que una mujer se ve tan linda como se siente. En mi caso, me siento afortunada de haber encontrado a una persona que todos los días me lo recuerda.

 

Samaria, enamorada de Dios y en mis tiempos libres, diseñadora web. Me hace feliz cada día descubrir que la tecnología ya nos está dejando vivir como los Supersónicos.
www.linahenriquez.info

Déjanos un comentario