Nutrición

Nutrición: Así nos venden comida chatarra “saludable”

Por  | 

Las tendencias actuales de mercadeo tratan de tomar ventaja de tus intenciones de ser saludable para venderte productos que no lo son. No te dejes engañar.

Traducido de Doctor Oz Show

 

Hablamos mucho acerca de comer en el show. En los más de 1.000 episodios que hemos hecho, he cubierto todos los temas, desde las dietas hasta los nutrientes de moda y mucho más. Aunque siempre trato de conectar esos temas a un cuadro general porque sé que es fácil perderse en los detalles y olvidar que la nutrición es más que vitaminas o minerales que te pueden beneficiar esta semana. Con el ánimo de ayudar, quiero hablar sobre el panorama general de la nutrición y la forma de dar sentido a toda la información que hay ahí afuera.

 

La comida orgánica (casi) siempre es lo mejor

Al ir al supermercado me he dado cuenta que en todos los empaques seleccionan algunos aspectos del producto que están tratando de vender. Ya sea que le han agregado más proteínas o mejorado la mezcla de vitaminas, puede ser difícil de entender qué vale la pena comprar y qué no. Pero yo tengo una pista que te puede ayudar a ver mejor a través de todo el bombo de la envoltura: La comida orgánica (casi) siempre es lo mejor. Por comida orgánica me refiero a aquella que no ha sido procesada en un grado significativo y no contiene innumerables aditivos para darles sabor, color, textura o mayor duración. Estoy hablando de comida fresca como frutas, vegetales, fuentes de proteínas magras como el pescado o las nueces, y todos los cereales integrales como la quinua.

Si te apegas a este tipo de alimentos no te vas a equivocar. Hay muchas personas que pondrían cualquier cosa en los empaques solamente para que compres el producto, pero al final del día, tu cuerpo funciona mejor con alimentos orgánicos, no con los procesados. Ahora, digo que estos alimentos son casi siempre lo mejor porque pueden tener muchas cosas buenas, pero si mantienes una dieta variada, no tendrás ningún problema.

 

No te estanques en las vitaminas

Menciono muchas vitaminas en el show por una buena razón, las vitaminas y minerales encontradas en nuestra comida son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestros cuerpos. Sin ellas, podemos enfermarnos y hasta morir. La cuestión es, seguimos mirando cuáles vitaminas afectan a la salud dadas de manera aislada a personas que ya tienen lo suficiente para ser saludables. La mayor parte de lo que sabemos sobre los beneficios de las vitamina lo hemos aprendido a través de los alimentos que las contienen, como frutas y verduras. Los suplementos son un fenómeno reciente y, mientras sepamos que ayudan en casos claros de deficiencia, seguimos buscando sus beneficios en personas saludables.

Así que puede ser confuso ver un estudio casi cada semana hablando sobre algunas vitaminas y minerales siendo asociados con menos enfermedades o más enfermedades. Pero si se suman todas las investigaciones que tenemos hasta la fecha, terminarás muy cerca de donde empezamos, en la importancia de tomar todas las vitaminas y minerales esenciales en tu dieta de manera regular. Si consumes una dieta variada alta en frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras, deberías tener todo lo que necesitas y hasta un poco más. Si te preocupa que tal vez no obtengas lo suficiente, averigua con tu médico antes de volverte loca tomando una cantidad de suplementos.

Como nota final, nunca deberías reemplazar la buena comida por vitaminas. Tengo algunos pacientes que creen que está bien comer comida chatarra porque toman a diario un multivitamínico, pero no hay forma de reemplazar las vitaminas encontradas en la buena comida natural.

 

La comida poco saludable sigue siendo poco saludable

Me he dado cuenta que las tendencias actuales de mercadeo se alimentan de las personas que buscan mejorar su salud. Las compañías de alimentos han empezado a señalar aspectos como la fibra, vitaminas o sabores “naturales”, mientras minimizan las cantidades de azúcar, grasas saturadas y aditivos que contienen sus productos. He visto barras de brownie promocionadas como saludables solo porque contienen una pequeña proteína, y refrescos clamando por atención porque contienen vitamina C. No te dejes engañar. Estas empresas tratan de tomar ventaja de tus intenciones de ser saludable para venderte productos que no lo son. Usa mejor tu criterio. Una galleta alta en fibra todavía es una galleta, la fibra no la hará mejor para ti. Si un alimento parece poco saludable, probablemente lo sea, sin importar qué tan saludable afirma el paquete que es.

 

Centrarse en la variedad y la moderación

Incluso si ya estás abordo de la alimentación saludable, puede ser difícil averiguar cuánto y qué alimentos comer. He tenido pacientes que me preguntan de todo, desde qué tan seguido deberían comer remolacha hasta cuántas naranjas está bien para un vaso de jugo. Si te centras en la variedad, encontrarás que la mayoría de estas preocupaciones desaparecen. Con tener variedad de ingredientes saludables en tus comidas, día a día acertarás todos los grupos nutricionales sin preocuparte por estar recibiendo demasiado o muy poco de cualquier comida. Si aciertas lo suficiente, tendrás todo en promedio.

Esto también ayuda a alcanzar la moderación. Recuerda, cualquier cosa, incluyendo frutas y verduras, puede ser un problema en exceso. Las zanahorias están llenas de fibra y nutrientes, pero si comes demasiadas pueden volver tu piel naranja. No te vuelvas loca llenando de un solo alimento tu dieta porque algún estudio mostró que era saludable. En lugar de ello, ponlo en tu rotación de ingredientes y úsalo en una o dos comidas a la semana.

 

Traducido de Keeping Your Eye on the Big Picture of Nutrition
Por Mehmet Oz, MD

 

Deja que tu interior brille.

Déjanos un comentario