Variedades

Es que el tiempo no me alcanza… ¡Excusas!

Por  | 

Dicen que el tiempo es oro, por mi parte he aprendido que la mayor riqueza en nuestra vida consiste en disfrutar de la compañía de las personas que amamos, lo cual resulta imposible si estamos sumergidos en ocupaciones.

Aprender a organizar correctamente nuestro tiempo nos evitará problemas laborales y personales, estrés, cansancio excesivo y hasta mal genio. Es una de las claves del éxito profesional que parece tarea sencilla pero no lo es, ya que por más que queramos no podemos tener más de 24 horas al día. Muchas veces el tiempo no nos alcanza, se nos va de las manos y parece que le pertenece a todos menos a ti misma, aquí te comparto algunos tips que pueden ser útiles a la hora de organizar tu tiempo. Recuerda que el tiempo es tuyo y tú decides cómo y en qué lo inviertes.

 

El perfil del buen gestor de tiempo

Es evidente que hay personas que han aprendido a gestionar su tiempo mejor que otras, digo que han aprendido porque nadie nace sabiéndolo sino que es una habilidad que se aprende y se va perfeccionando. Indudablemente hay características de la personalidad que pueden facilitar el proceso, como las personas con menos ansiedad, los que necesitan mayor control sobre su vida o los que no gustan de la improvisación. Sin embargo, aunque nos falte este talento, con unas buenas pautas podemos conseguir gestionar nuestro tiempo de una forma satisfactoria.

Para lograrlo, debemos diseñar un programa individualizado sin caer en el error de querer imitar a otros cuando, nuestra vida y características individuales nos marcan las pautas a seguir.

 

Técnicas para organizar bien el tiempo

  1. Haz y usa listas
    Improvisar puede darle a tu vida cierto aire de aventura, sin embargo, para cumplir tus metas no te favorece. No hay una sola disciplina de administración de tiempo que no gire en torno a la creación y uso de listas y es simplemente porque no es posible que guardes toda la información en tu cabeza.Usa una agenda y planifica tus actividades laborales, tu tiempo libre, etc. No olvides dejar un espacio para los improvistos.

    • Una Agenda: Es anual y tiene los pendientes más importantes del día.
    • Cosas que hacer: Es la básica, organizada por mes, semana y día.

    Es básico que busques un sistema de listados reglamentario, el cual te funcione y uses regularmente. Analiza en qué dedicas tu tiempo, registra todo lo que haces y las horas que le dedicas, de esta forma encontrarás las mejores herramientas para optimizar tus días.

  2. Todo limpio
    Asegúrate de que en tu sitio de trabajo (normalmente tu escritorio) solo haya lo ABSOLUTAMENTE NECESARIO, es decir, los objetos que estás usando como tu computador y los documentos que necesitas tener a la mano. Aleja todo lo que no vayas a utilizar que distrae tu atención y desconcentra tu mente de lo más importante: Realizar tu trabajo. Esta técnica no solo funciona para el ambiente laboral, en tu casa también puedes procurar tener todo en orden y limpio, elimina o esconde las cosas que no utilizas frecuentemente, así encontrarás más rápido lo que buscas y todo se verá mejor.
  3. Aprende a decir NO
    Muchas veces por pena o miedo a decirle que no a alguien perdemos tiempo valioso. Debes aprender a decir “no, muchas gracias” a muchas invitaciones pues ser asertiva te ayudará a organizar mucho mejor tu tiempo. No se trata de que te vuelvas una “amargada” y le digas que no a todo, simplemente a lo que no es importante y que te quita mucho tiempo.
  4. Delega o comparte responsabilidades
    Intenta delegar todo lo que puedas, compartir responsabilidades te quita un peso de encima. Busca apoyo y confía en las personas que te ofrecen su ayuda, aunque quieras tener el control de todo, esto liberará un poco de tiempo para que te dedique a las cosas que verdaderamente necesitan tu atención. Los padres pueden delegar tareas sencillas a sus hijos como el aseo de sus propias habitaciones, esto además les enseña una independencia que los ayudará a defenderse mejor en sus propias vidas.
  5. Bloquea tu tiempo libre
    Los horarios de la mayoría de las personas sólo tienen bloqueos de tiempo cuando se reúnen con otras personas, pero tú puedes anotar en tu agenda el horario que dedicarás para ti misma en alguna actividad que prefieras. La meta es tener el menor tiempo sin asignar posible. Al bloquear tu tiempo para tareas importantes y de alto valor, previenes que otras actividades las ocupen en tu lista.
  6. Minimiza las reuniones
    No todo necesita una reunión para llevarse a cabo, la mayoría de éstas no son necesarias, ni funcionales, ni útiles para trabajar. Si tú eres quien la dirige, procura ser breve y enfocada. Si tienes que asistir a alguna, analiza si es necesario que lo hagas, si no, busca la manera de evitarla.
  7. Aprovecha los tiempos muertos
    Hoy en día todo es portátil, todo está disponible en internet a través de tu iPad, smartphone, Kindle, etc, o en CDs y DVDs. Puedes usar YouTube para ver gatos esquiando, o puedes leer sobre un tema que te ayude en tu negocio. No hay excusa para perder el tiempo mientras estás en el aeropuerto, atorada en el tráfico o esperando a que empiece un evento o una reunión. El uso disciplinado del tiempo que todos los demás desperdician te da una ventaja. El escritor de thrillers legales, Scott Turow, escribió su primera novela usando los traslados matutinos en tren mientras todos a su alrededor solo mataban el tiempo. Para la mayoría de la gente, estos minutos son irrelevantes, no seas una de ellos.

 

Por último, te recomiendo que intentes respetar tus 8 horas de sueño, 8 horas laborales y 8 horas para tus actividades extras, esto es, el tiempo libre que debes aprovechar para realizar algún hobbie o compartir con tu familia y amigos. Es importante que consideres modificar tus hábitos cotidianos si esta relación no se está cumpliento, recuerda que la única persona que debe tener el control sobre tu tiempo eres tú.

Samaria, enamorada de Dios y en mis tiempos libres, diseñadora web. Me hace feliz cada día descubrir que la tecnología ya nos está dejando vivir como los Supersónicos. www.linahenriquez.info

Déjanos un comentario