Variedades

Qué hacer cuando el ejercicio duele

Por  | 

Si estás empezando a ejercitarte es muy probable que te sobrepases y que tus músculos duelan más de lo común o incluso que te lesiones. ¿Qué debes hacer cuando te entusiasmas demasiado con el entrenamiento? Aquí te compartimos algunos tips para ayudarte en la recuperación.

  1. Date cuenta si necesitas ayuda
    Cuando terminas con un dolor después de una sesión de ejercicios, trata de ser consciente de la gravedad del dolor. Si te encuentras con mucha hinchazón y el dolor pasa de moderado a severo, o no puedes soportar nada de peso sobre la lesión o miembro afectado, deberías buscar ayuda médica profesional. Lo mismo pasa si tienes un dolor que no se disipa y te ha estado molestando por más de una semana. Considera hacer una cita médica para que te lo revisen, es mejor estar seguros de que no es nada a que estés caminando con una fractura o un ligamento rasgado.
  2. Toma un descanso
    Aunque parezca obvio, hacer una pausa cuando algo en serio te duele es lo más importante para evitar futuros daños. Puede ser un desafío si al fin has descubierto una motivación para mantenerte físicamente activa y aparece una lesión para desalentarte, pero cuando se trata de un músculo adolorido, proteger el área es la clave para que pueda sanar. Si estás lidiando con un dolor día y noche, posiblemente terminarás con una lesión seria que te sacará del juego por más tiempo que si descansas un par de días.
  3. Sé proactivo
    Aunque el descanso es importante para recuperarte, no significa que no puedes ayudar al proceso. Mantente bien hidratado, come bien y preocúpate en disminuir la hinchazón. Sigue este protocolo:

    • Descanso: Como mencionamos anteriormente, descansa la parte del cuerpo que te está doliendo, eso significa que debes proteger un tobillo que te torciste para evitar que se lastime otra vez.
    • Hielo: Las compresas de hielo o bolsas de agua fría ayudarán a reducir la inflamación al rededor de la lesión y también disminuirán el dolor.  Intenta usar compresas de hielo por 15 minutos cada una o dos horas. Envuelve el hielo en una toalla y no lo pongas directamente sobre la piel, en especial si lo usas por mucho tiempo.
    • Presión: Esto es importante para articulaciones inflamadas. Envolver el área lesionada con una venda elástica ayuda a reducir la hinchazón y proporciona apoyo adicional.
    • Elevación: Mantener la zona afectada por encima del nivel del corazón durante una o dos horas al día ayuda a transportar el fluido lejos de las zonas inflamadas y reduce la inflamación.

    Las compresas de calor también pueden funcionar para algunas personas en el proceso de curación. Intenta usar ambas compresas, frías y calientes en el lugar de la lesión durante una o dos semanas.

  4. Toma los medicamentos adecuados
    Encontrarás toda clase de remedios para dolores musculares en una farmacia pero algunos funcionan mejor que otros.

    • El Ibuprofeno y naproxeno son anti-inflamatorios, pueden ayudar cuando el área está roja, caliente o adolorida. Recuerda que es importante acompañarlas con comida para que no causen problemas estomacales.
    • El Acetaminofén es un analgésico que bloquea el dolor en lugar de hacer frente a la inflamación. Está bien combinarlo con otros medicamentos para el dolor pero no debe superar los 3000mg en un día.
    • Los geles y cremas musculares a menudo contienen medicamentos que pueden ayudar a reducir la inflamación o adormecer la piel.  Busca ingredientes como capsaicina, salicilato de metilo, o mentol.
  5. No renuncies
    El descanso es esencial, pero cubrir o no mover una parte del cuerpo por mucho tiempo también puede ser perjudicial. Si no tienes una lesión grave, regresa al entrenamiento después de una semana o dos. Avanza progresivamente y ve más despacio si todavía sientes dolor. Poco a poco conseguirás que la zona entre de nuevo en movimiento y te ayudará a mantener flexibilidad necesaria para evitar futuras lesiones. Si encuentras que el dolor vuelve cada vez que intentas moverte de nuevo, es el momento de ver a un médico.

 

Basado en What to Do When Exercise Starts to Hurt

Deja que tu interior brille.

Déjanos un comentario