Opinión

Tinder: buscando pareja por internet

Por  | 

En vista del creciente éxito del App Tinder, otra “novedosa” idea para buscar pareja en línea basada en tu ubicación, escribo este artículo para mis amigas que podrían encontrar en este tipo de recursos una opción para conocer al hombre de sus vidas, o mejor dicho, al de sus vacaciones.

Siempre he pensado que este tipo de páginas y aplicaciones para encontrar pareja están diseñadas para personas que no tienen la personalidad suficiente para conocer gente, pero también es una puerta abierta para malintencionados que quieren aprovecharse de personas con baja autoestima. No planeo con esto condenar a quienes han encontrado en Tinder una opción apropiada para crear vínculos virtuales o personales, sino advertirles que tengan cuidado de los peligros a los que podrían estarse exponiendo.

4 aspectos que debes tener en cuenta en Tinder u otra página de citas:

  1. Ten presente que internet es un mundo de fantasía. Las personas solo publican los aspectos positivos o enmascarados de sus vidas, pueden decirte cualquier cosa aunque no sea cierta y no hay forma de conocer la realidad. Hazle caso a tu intuición y a tu memoria ya que primero cae un mentiroso que un cojo.
  2. No pongas a esta persona en el centro de tu vida ni deposites todas tus esperanzas en que llenará todos tus vacíos existenciales. Al igual que la gente que conocemos por otros medios, nadie completará tu vida si previamente no te dedicas a asumir y a subsanar los problemas emocionales que tengas.
  3. No te olvides de vivir tu realidad. Si te pasas más tiempo chateando que interactuando con los que te rodean, te estas perdiendo de vivir la vida real.
  4. No compartas la dirección de tu casa. El aspecto que menos me gusta de Tinder es que estás exponiendo tu ubicación, así que mi consejo es que al momento de la cita, utiliza lugares públicos y concurridos, recuerda que la seguridad es lo primero.

Por favor, amiga, ten en cuenta que andarte vendiendo en las redes sociales no te hará ver como una dama sino como un objeto de deseo sexual que se toma y se desecha. Si lo que quieres es una relación a largo plazo, valórate para que te valoren y no te conformes con menos de lo que te mereces.

 

Más:

 

Samaria, enamorada de Dios y en mis tiempos libres, diseñadora web. Me hace feliz cada día descubrir que la tecnología ya nos está dejando vivir como los Supersónicos.
www.linahenriquez.info

Déjanos un comentario