Variedades

Desafío de una madre con cuerpo nuevo

Por  | 

Soy mamá hace 16 meses pero mi cuerpo no es mío hace 2 años, cuando descubrí que había quedado embarazada. Subí mucho de peso durante el proceso de gestación de mi bebé, y lo perdí relativamente rápido después de su nacimiento, lo cual es bueno. Sin embargo no es lo mismo. Tengo la extraña sensación de vivir en un cuerpo que no me pertenece y me cuesta mucho hacer propios los cumplidos y los comentarios como “estás súper linda”, cuando en realidad me siento bastante rara usando la misma ropa de antes.

Tengo claro, sin embargo, que lo que estoy viviendo es parte de un proceso y que no soy la única en el mundo lidiando con estos sentimientos. Entonces decidí ser lo más objetiva posible y empezar a recuperar el amor por mi cuerpo nuevo y a reconocerme como una mujer que ha madurado en todos los aspectos, incluso en el físico.

Desde que estoy profundizando en el tema de la imagen personal, que es parte de mi trabajo, me he dado cuenta que realmente somos esclavos de los cánones de belleza que rigen los grupos sociales y que esta presión se intensifica con el pasar de los años, en el caso específico de las mujeres. No en vano he dedicado tiempo en mi gusto por la moda y esfuerzo en analizar y estudiar la imagen personal, justo en el momento cuando decido ser mamá, sabiendo de antemano que mi cuerpo cambiaría. No sabía que iba a tener este impacto en mi auto-imagen y que iba a ser difícil el proceso, pero creo que es la mejor oportunidad para vivir en carne propia lo que viven muchas mujeres que se acercan a mí con el ánimo de mejorar su autoestima y continuar en la construcción y búsqueda de una imagen sana y hermosa.

Por eso decidí compartirles parte de mi auto-tratamiento para sentirme mejor y para lograr estar orgullosa y alegre por haber prestado mi cuerpo, mi mente y mi vida para traer al mundo a una hermosa bebé.

 

1. Redefinir la belleza en mí misma.

Según el diccionario, la belleza es “la característica de una cosa que a través de una experiencia sensorial (percepción) procura una sensación de placer o un sentimiento de satisfacción”. Así que el ejercicio es mirarse al espejo y concentrarse en lo que es realmente bello en mí y me produce bienestar y satisfacción. Alejándome de las reglas sociales, es bueno verse hermosa y creerlo de verdad, siendo agradecida por la salud y la oportunidad de tener a mi hija conmigo.

 

2. Procurar ser sana.

En el post-parto, la preocupación de una nueva mamá es bajar de peso y recuperar la figura. Muchas se someten a procedimientos quirúrgicos o estéticos muy rigurosos, dietas extremas y sesiones interminables de ejercicios para lograr sus nuevas metas, y cuando no lo consiguen viene la decepción y la depresión, sin tener en cuenta que lo más importante de esta parte de la vida, es procurar la sanidad y el balance del cuerpo y la mente. Así que estoy poniendo más atención a las comidas, por ejemplo, esforzándome por consumir cosas más naturales. Y estoy haciendo un esfuerzo ENORME por hacer ejercicio (cosa que nunca me gustó) pero he entendido que es necesario, no tanto para lograr la figura perfecta, sino para mantener un cuerpo sano el resto de mi vida. Lo importante es tener un peso normal de acuerdo a nuestra estatura y edad.

 

3. No dejar de arreglarme.

Muchas mujeres en sus nuevos roles, dejan de arreglarse con la excusa de no tener tiempo porque son mamás. He decidido que es lo último que me puedo permitir. De alguna forma busco el espacio para arreglarme las uñas,  ponerme un tratamiento en el pelo, relajarme tomando una ducha y maquillarme. No quiere decir que lo haga todos los días, pero sí lo tengo presente en mi itinerario.

 

4. Comprar ropa.

Esta parte fué difícil al principio, pero después lo disfruté como siempre. Estas sesiones y espacios son buenos para aprender a conocer mi nuevo cuerpo y su dinámica. Además de ser divertido, ayuda a distraerse y a fomentar mi amor propio.

 

Por último y más importante es estar agradecida, pues ser mamá y tener la valentía de prestar mi cuerpo para que otra personita pudiera vivir, es el mejor regalo que me pude dar y le pude dar a mi esposo y familia. Mamás, no permitan recibir críticas sin fundamento de otras personas, que generalmente no son mamás y no saben todo lo que hay que vivir en este proceso. Es muy fácil decir “pues haz ejercicio y dieta para recuperarte” sin saber exactamente las luchas por las que pasamos. Háganlo a su propio ritmo y apóyense en las personas que realmente las aman. Y si quieren operarse, ¡pues opérense!  Aunque yo les aconsejo que agoten todos los recursos primero y no lo hagan sin ates estar convencidas de ser hermosas aún antes de dicho procedimiento.

 

 

nuevo-cuerpo-de-mama2

nuevo-cuerpo-de-mama3

nuevo-cuerpo-de-mama4

 

Les dejo este video que me impactó que corresponde a abeautifulbodyproject.com

 

Tengo una relación muy cercana con la estética. Por eso admiro tanto toda la creación de Dios. Los accesorios me hacen sonreír y el mundo de la moda me encanta. Contáctame en mis redes sociales si buscas asesoría de imagen personal y/o empresarial o directora de arte para sesiones fotográficas.

Déjanos un comentario