Moda

No importa si la ropa te queda grande

Por  | 

La tendencia “Oversized fashion” ha invadido las calles europeas en las últimas temporadas. Se trata de exagerar un poco en la talla de la ropa que usamos y así imponer un estilo descomplicado, muy chic y hasta atrevido. Incluso bloggeras famosas como la alemana Maja Wyh ya son reconocidas por imponer con éxito este estilo. Sin embargo no se trata sólo de usar todo grande y ya (aunque para algunas resultaría una opción fácil para no preocuparse por su vestuario). Pero seguir esta moda requiere poner atención a algunas reglas:

1. Sólo una prenda.

Se trata de mantener las proporciones del cuerpo. Si usas un saco o una gabardina, asegúrate de ponerte unos skinny jeans o leggins, preferiblemente con tacones que estilizan la figura.

2. Lucir las piernas.

Los shorts y minifaldas son buenas prendas para combinar chaquetas y sacos de tamaño grande. Crean balance y compensan el gran volumen de la parte superior.

3. No olvidar la cintura.

Aunque la prenda que uses sea grande, puedes hacer énfasis en la cintura. Escoge una correa delgada y asegúrate de direcconar las miradas a la parte media de tu cuerpo. Que no parezca que eres un saco de papas, sino que tienes unas piernas muy largas.

4. Probar diferentes texturas.

Una forma de lucir ropa de gran tamaño es hacerlo por capas, por ejemplo un vestido o blusa ligera de gasa o seda y luego añadir un poco de estructura con una chaqueta y finalmente unos leggins ceñidos. La idea es dar la sensación de movimiento pero con orden.

5. Añadir altura.

El objetivo es siempre parecer más alta por lo que es importante usar tacones o zapatos en punta que alargan las piernas y buscar prendas que creen líneas verticales a lo largo del cuerpo, por ejemplo los pañolones, los gabanes por debajo de la rodilla, etc.

6. Atención a la parte de abajo.

Atrévete a usar pantalones y faldas “oversized”. Boyfriend jeans,  pelazzo combinados con tops ajustados o zapatos sencillos, son una buena opción   Lo importante y realmente divertido es que te lances a experimentar  y jugar con esas prendas que crees que nunca te quedarán bien porque son 2 o 3 tallas más grandes.

Tengo una relación muy cercana con la estética. Por eso admiro tanto toda la creación de Dios. Los accesorios me hacen sonreír y el mundo de la moda me encanta. Contáctame en mis redes sociales si buscas asesoría de imagen personal y/o empresarial o directora de arte para sesiones fotográficas.

Déjanos un comentario